Resistencia a la tracción, arrugado y enganchón en productos textiles

En este artículo vamos a tratar 3 propiedades mecánicas: Resistencia a la tracción, arrugado y enganchón en productos textiles.

Se trata de aspectos que resultan de gran importancia para los productos textiles.

En Manatex contamos con todos los recursos necesarios para la investigación y desarrollo de este tipo de propiedades.

Esto nos permite controlar y analizar de manera exhaustiva nuestros tejidos para garantizar la máxima calidad del producto final.

Veamos estas propiedades de resistencia a la tracción, arrugado y enganchón en productos textiles:

Resistencia a la tracción

La resistencia a la tracción es la fortaleza de un tejido a la rotura.

Resulta muy importante para determinar el uso al que va a estar destinado un producto textil.

En el caso de tejidos con aplicaciones especiales, el conocimiento de este valor es determinante para su óptimo uso y aplicación.

Otro de los parámetros que se analiza en el ámbito de este ensayo es el aumento de longitud al aplicar una fuerza de tracción.

Dicho de otro modo, nos referimos al alargamiento del tejido.

La resistencia puede ser medida tanto en el tejido, en la costura, en el caso de confecciones, como al rasgado.

El equipo que utiliza para ello es el dinámometro, básicamente por un par de pinzas.

Una de ellas es fija y la otra móvil, siendo esta última la encargada de realizar el esfuerzo necesario hasta producir la rotura del tejido.

Resistencia a la tracción, arrugado y enganchón en productos textiles
Resistencia a la tracción, arrugado y enganchón en productos textiles

Resistencia al arrugado

Las arrugas son pequeños pliegues (mas o menos marcados) que se distribuyen aleatoriamente sobre una superficie textil, alterando su lisura.

Aparecen durante la manipulación de los tejidos y en el uso de las prendas de vestir, siendo originadas por esfuerzos de presión y flexión.

En otras ocasiones podemos necesitar una arruga permanente y, por tanto, no ayudará a conocer el tejido que mejor se comportará.

El análisis del arrugado sirve para comprobar la capacidad de un tejido por recuperar su forma original tras someterse a una carga.

La norma a seguir en estos casos es la UNE-EN 22313:1993 Tejidos Textiles.

Resistencia al enganchón de los tejidos

Con la finalidad de comprobar la resistencia de los tejidos al enganchón, se realiza este ensayo, que se describe en la norma ASTM 3939.

Está especialmente enfocado para género de punto.

El artículo textil recubre el cilindro y toma contacto con una bola llena de puntas.

El movimiento de giro del cilindro que tiene contacto con la bola produce los enganchones.

A cada giro completo se denomina ciclo.

Transcurrido el tiempo descrito en la norma se valora la resistencia mediante observación directa y comparativa con fotografía estándar.

La puntuación va del 1 al 5, siendo el 5 el más resistente.

Photo credit: MNTX