Tendencias emergentes de los productos textiles: Healthy Materials

Tercera entrada de esta nueva serie de posts en nuestro blog en la que estamos destacando algunas tendencias emergentes de los productos textiles. En este caso, tenemos como protagonista la corriente Healthy Materials.

Tras los dos posts anteriores, en los que hablamos sobre las tendencias New Moderns y Bare Essentials, es momento de pasar a otro enfoque. Se trata de otra de las corrientes más palpables que podemos percibir en el escenario actual de mercado.

Textiles que protegen contra la contaminación, que resultan fáciles de limpiar y que cuentan con un proceso de fabricación sostenible. Todo ello se convierte en cuestiones esenciales para el desarrollo de productos textiles.

La practicidad de este tipo de tejidos es muy importante, como por ejemplo resulta el hecho de una fácil limpieza. Esto, además, permite una mejor optimización de elementos que utilizamos en la propia limpieza.

Tendencias emergentes de los productos textiles: Healthy Materials
Tendencias emergentes de los productos textiles: Healthy Materials

Tendencias emergentes de los productos textiles: Healthy Materials

La idea es poder generar otro tipo de relaciones con los usuarios, a través del establecimiento de incentivos para potenciar diferentes acciones. Por ejemplo, la acción de reciclar, el seguimiento de instrucciones básicas de limpieza y/o mantenimiento de los tejidos, etc.

Buen ejemplo de ello son estos posts anteriores que os recomendamos consultar:

  • Desinfección y limpieza de tejidos en hoteles, restaurantes y eventos (clic aquí)
  • Consejos para el tratamiento de limpieza y desinfección de los tejidos (clic aquí)
  • Buenas prácticas para productos textiles en alojamientos y restauración (clic aquí)

Manatex es consciente de estas corrientes de mercado y por ello trabaja para crear textiles que cumplen con este tipo de criterios de tendencia. En este sentido, queremos destacar nuestra cortina hospitalaria, que cumple con los requisitos antibacterianos, hidrófugos e ignífugos.

Photo credit: MNTX